NBO

Todo el esfuerzo que centenares de personas hemos dedicado a preparar esta edición de la Noche Blanca de Oviedo queda compensado por lo vivido anoche. Es emocionante ver cómo la cultura, en sus distintas representaciones, toma la calle y la transforma en una auténtica fiesta para los sentidos. Estamos felices. Y por ello damos las gracias, primero a la Fundación Municipal de Cultura de Oviedo por la confianza, que nos ha permitido trabajar exclusivamente con criterios artísticos y de calidad.

El equipo de NBO también quiere agradecer a artistas y técnicos su implicación total en esta actividad que pone a Oviedo en el mapa internacional de las noches en blanco. La creatividad de unos y la pericia de los otros hizo posible la transformación de la ciudad en un museo
enorme, donde cada sede se convirtió en una sala de disfrute, de reflexión.

Y, por supuesto, damos las gracias al público de Oviedo y de fuera de la ciudad que nos acompañó ayer en la Noche Blanca. Sois el verdadero motor de esta actividad. Es por vosotros y para vosotros que el primer sábado de octubre Oviedo se tiñe de un blanco fantástico para hacer aflorar todo el arte que lleva dentro. Gracias. Y también perdón por las molestias, todas ajenas a nuestra voluntad. Sabemos que hay actividades cuyo reclamo provoca grandes colas para disfrutarlas, pero los aforos en determinados espacios son limitados. Nos gustaría que todos hubierais disfrutado de cada actividad que teníais programada, pero eso es imposible.

Pero os pedimos disculpas porque en nuestro ánimo y todo nuestro trabajo va en una misma
dirección: vuestro disfrute.

¡Hasta la próxima Noche Blanca!