NBO

La compañía Dana Raz Dance Projects ofrece en la Noche Blanca Una exposición para cuadros, un original proyecto que acerca pintura y danza, dos disciplinas artísticas con muchos puntos en común.

Guiados a través de la música de la célebre pieza Cuadros para una exposición, de Modest Músorgski, los visitantes que se acerquen al Museo de Bellas Artes podrán disfrutar de un circuito muy especial.  En la segunda planta, destinada a la Renovación y últimas manifestaciones del arte, una selección de cuadros permanentes es el pretexto para la puesta en escena de esta coreografía de danza contemporánea, diseñada ad hoc por Dana Raz y divida en seis piezas diferentes que se ejecutan de forma consecutiva.

Las piezas tienen lugar en los mismos espacios en los que se encuentran las obras que inspiran cada una de esas composiciones coreográficas. Un juego de metáforas visuales que se desarrolla linealmente, configurando un circuito que permite el avance de los grupos de espectadores de manera ordenada, transitando de espacio a espacio o, lo que es lo mismo; de pieza en pieza.