Dentro de los actos conmemorativos por el 1200 aniversario de la Catedral de Oviedo, el Cabildo Metropolitano está llevando a cabo una serie de actividades culturales. El 2 de octubre, en colaboración con la Noche Blanca, la nave central de la Catedral de Oviedo acogerá un concierto didáctico de música gregoriana. La narración que acompaña este recorrido musical estará encauzada por las voces de Azucena Vence y por D. Jose Luis González Vázquez, delegado episcopal de liturgia. Los tres órganos resonarán inundando de armonía cada piedra que conforma la Catedral bajo las manos de Guillermo Martínez, compositor y organista titular de la Sancta Ovetensis. El Ensemble Vocal “In Paradisum” será el encargado de poner voz a este concierto de música gregoriana y del estreno de una obra encargada para esta efeméride al joven compositor Gabriel Ordás, “Domus mea”. El Ensemble Vocal “In Paradisum” surge a iniciativa de un grupo de antiguos miembros de la Escolanía de Covadonga, que tienen como objetivo promover un repertorio vocal para coro reducido de voces graves. Sus miembros tienen una dilatada experiencia coral y como solistas, forjada en agrupaciones como Ópera de Oviedo, León de Oro, Coro Nacional de España, TENSO EuropeChamberChoir o Dutch National Opera Choir. Actualmente está dirigido por Sergio Vázquez Castañón.
___
 
PROGRAMA
 
AD VESPERAM 
Antiphona ad Magnificat: Sanctificavit Dominus – Modo I 
 
AD MISSAM 
Introitus: Terríbilis est locus iste – Modo II 
Graduale: Locus iste a Deo factus est- Modo V 
Alleluia: Bene fundata est – Modo V 
Offertorium: Domine Deus in simplicitate – Modo VI 
Communio: Domus mea domus orationis- Modo V 
 
POST MISSAM 
Gabriel Ordás – Domus mea (Estreno absoluto. Obra compuesta para la conmemoración del 1200 aniversario de la Catedral de Oviedo)
Hymnus: Urbs Ierusalem Beata -Modo II 
Salve Regina: Gregoriana
___
 
ENSEMBLE VOCAL “IN PARADISUM” · Coro de voces graves
 
El Ensemble Vocal In Paradisum es una agrupación surgida a iniciativa de un grupo de antiguos miembros de la Escolanía de Covadonga que tienen como principal objetivo explorar y promover un repertorio vocal para coro reducido de voces graves. Su primera aparición ante el público tuvo lugar en la Iglesia Parroquial de Arriondas en marzo de 2017. Posteriormente, actúa en el Auditorio Palacio de Congresos Príncipe Felipe de Oviedo, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Oviedo, en “Los Conciertos del Marqués” de Gijón, colabora en una grabación sinfónico-coral encargada por el Centro Asturiano de México. Realiza un ciclo de conciertos sacros en las iglesias de la Basílica de San Juan el Real – Iglesia de Santa Maria la Real de la Corte – Basílica de Santa María Magdalena de Cangas del Narcea – Iglesia San Pedro Gijón.
 
Esta agrupación pretende ofrecer una nueva forma de concierto, combinando diferentes manifestaciones artísticas, tratando siempre de presentar el más alto nivel interpretativo.
 
El repertorio abarca un amplio espectro de épocas y estilos a lo largo de la Historia de la Música, centrándose más en el Renacimiento, Romanticismo y en la música contemporánea. Esto supone una aportación al desarrollo y mantenimiento de la cultura coral en Asturias, con nuevos programas formados por obras en diferentes lenguas y distintas culturas, añadido a la propia singularidad de la formación.
 
Los miembros de la agrupación tienen una dilatada experiencia coral y como solistas, forjada a través de los años en agrupaciones como: León de Oro, Ópera de Oviedo, Capilla Polifónica de Oviedo, EuropaChorAkademie, TENSO EuropeChamberChoir, Dutch Nacional Opera Choir, ICA International Choral Akademie. Entre sus componentes se encuentran también organistas y directores.
 
Actualmente está dirigido por Sergio Vázquez Castañón.
___
 
SERGIO VÁZQUEZ · Director
 
Nace en Oviedo en 1990. A la temprana edad de 8 años pasa a formar parte de la Escolanía de Covadonga donde se forma como niño cantor bajo la tutela de Jorge de la Vega Laria y Victor Leoncio Diéguez Marcos. Cursa estudios de piano y solfeo con Fernando Álvarez y de violín con José Manuel González Valdés.
 
Al finalizar su etapa en la Escolanía de Covadonga continúa su formación musical en el Conservatorio Profesional de Oviedo en las especialidades de violín (Noemí Díaz), canto (Maria Antonia Entrialgo) y órgano (Elisa García). A su vez, continúa su formación coral en diversas agrupaciones asturianas y cántabras como la Schola Cantorum de la Catedral de Oviedo, coro de ópera del conservatorio de Oviedo, donde tiene un papel solista o la Camerata coral de la Universidad de Cantabria.
 
Complementa su formación con diversos cursos musicales de violín, cursos de canto coral y técnica vocal, cursos corales, cursos de composición y de dirección. Actualmente, continúa formándose en la especialidad de Dirección de orquesta con el maestro Patxi Aizpiri y ha sido admitido en la Royal School of Music de Londres en la especialidad de dirección de orquesta.
 
En lo que se refiere a su faceta organística, Vázquez es organista titular de la Basílica de San Juan el Real de Oviedo desde 2015, colaborando también con diversos coros y ensembles ofreciendo conciertos.
En 2016 comienza a ser director de la Coral Polifónica de Arriondas.
 
Posteriormente, en 2017, forma un coro de voces graves, Ensemble In Paradisum, del que es director, con el que hace el estreno y posterior grabación de un himno para el centro asturiano de México.
 
En el 2018, colabora en el estreno y grabación de una “Misa en honor a la Virgen de Covadonga”, siendo además el asistente artístico de solista y compositor.
 
Actualmente, es el director de la Joven Orquesta Clásica de Arriondas con la que ha realizado diferentes proyectos y estrenos entre los que destacan “Ópera en la calle” (Arriondas, 2019), Concierto en el Auditorio Principe Felipe de Oviedo (2019) Weihnachstoratorium de C. Saint – Saëns (Arriondas y Oviedo, 2019) Ciclo de 3 conciertos de verano (Arriondas, 2020). El 9 de Octubre de 2021 dirigirá el estreno del “Himno a San Juan” en la basílica de San Juan el Real de Oviedo, obra escrita para solistas, orquesta, órgano y coro. En 2021 también a a dirigir la “Fantasia Coral” de Beethoven junto al pianista Patxi Aizpiri.
___
 
GUILLERMO MARTÍNEZ · Compositor/Organista
 
La música de Guillermo Martínez ha sido interpretada en Alemania, Austria, España, Francia, Hungría, Italia, Lituania, Reino Unido, Rusia, Suecia, Suiza, Ucrania, Cuba, Marruecos, EEUU, etc.
 
Entre los interpretes de sus obras figuran María José Montiel, Iván Martín, Joshard Daus, Horacio Lavandera, Agata Daraskaite, Davide Levi, Lucas Macías, Lola Casariego, Valeria Zorina, Manuel Burgueras, Aurelio Viribay, Natalia Troshina, entre otros. Además, han interpretado sus obras instituciones como EuropaChorAkademie, St. Christopher Chamber Orchestra, Choir and Orchestra of the Opera of Kiev, Harper Symphony Orchestra, Giusto Chamber Orchestra, Orquesta Oviedo Filarmonía, Janus Orchestra, Orquesta Ars Mundi, JOSPA (Joven Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias), Cuarteto Vocal Español (Coro de RTVE), Cuarteto Vocal Cavatina, Psappha Ensemble, Quatuor Danel, Khorikos – NY, Khorikos – NY, Coro “El León de Oro”, Landarbaso Koroa, Coro de la “Fundación Princesa de Asturias”, Ad Solem Chamber Ensemble, Coro “Ángel Barja”, etc. Asimismo, ha creado músicas para textos originales de Graciano García, José Antonio Olivar, María Teresa Álvarez, Maxi Rodríguez y Xuan Bello entre otros.
 
En 2012 Martínez se erige vencedor del Primer Concurso Nacional de Jóvenes Compositores – Ciudad de Oviedo. La obra premiada, Rapsodia para violín y orquesta “Der Wanderer über dem Nebelmeer”, fue estrenada en 2014 por el violinista Gerard Claret y, publicada por DURAND – SALABERT – ESCHIG – RICORDI (Universal Music).
 
Entre los estrenos de mayor eminencia para la carrera del compositor, cabe destacar la presentación de su Zarzuela “Maharajá”, en junio de 2017. La obra nace por encargo del Festival Lírico Español de Oviedo, en el marco de los actos conmemorativos por el CXXVº aniversario del Teatro Campoamor de Oviedo. Con libreto y dirección escénica del dramaturgo Maxi Rodríguez, la obra ha sido estrenada por la soprano Beatriz Díaz, el barítono David Menéndez, la mezzo María José Suárez, los tenores Francisco Javier Sánchez y Juan Noval Moro, la actriz Martina Bueno, los actores Win Marrot, Roca Suárez, Carlos Mesa y Antón Camaño, el coro “Capilla Polifónica – Ciudad de Oviedo” y la orquesta “Oviedo Filarmonía”, todos ellos bajo la batuta del maestro Marzio Conti.
 
Asimismo, entre los estrenos del compositor destaca la presentación de su ciclo para mezzo-soprano y piano Óleos en música “Selgas Fagalde”, en julio de 2016. La obra nace por encargo de la Fundación “Selgas Fagalde” en el marco de los actos conmemorativos por el XXVº aniversario de la institución. Con versos de la Condesa viuda de Latores, María Teresa Álvarez, la obra ha sido estrenada por la mezzo-soprano María José Montiel (Premio Nacional de Música 2015) y, el aclamado pianista Iván Martín. El ciclo se compone de seis fantasías, inspiradas en seis lienzos homónimos (van Loon, Giordano, “El Divino” Morales, Snayers, Roelas y el Greco) obras maestras de la colección Fundación “Selgas Fagalde”.
 
Finalmente, entre los estrenos más recientes del compositor merece ser señalada la presentación de su Poema sinfónico “Bricial” en mayo de 2021. La obra nace por encargo y es estrenada en el marco de los actos conmemorativos por el XXX aniversario de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias bajo batuta de Rubén Díez.
 
Guillermo Martínez estudió órgano y composición en el Conservatorio Superior de Música del Principado de Asturias con los catedráticos Antonio Díaz Corveiras y Víctor Leoncio Diéguez respectivamente y, se licencia en 2009. Posteriormente, cursa un Master’s in Music (composition) degree en The University of Manchester (Reino Unido) bajo tutela del Dr. Richard Whalley, obteniendo Mención de Honor en la promoción de 2010. Además, para la realización de este Master Martínez es premiado con una de las Becas “Cajastur para Artistas – 2009”.
 
Martínez ha participado como alumno invitado en las Master Class de composición del Royal Northerm College of Music en 2011 ofrecidas por el compositor Brian Ferneyhough. En otro orden, Martínez ha sido invitado a las Master Class en composición y pedagogía musical, ofrecidas por Alberto Grau y María Guinand en la Bremer Hochschule (Alemania) en 2010.
 
Además de cómo compositor, Martínez ha desarrollado una dilatada carrera como cantor y organista. Ha sido miembro de EuropaChorAkademie desde el año 2000 hasta 2016, institución con la que actuaría en los principales escenarios de Estados Unidos, China, y Europa, bajo la batuta de figuras como Gielen, Penderecki, Cambreling, Ashkenazy, V. Jurowski, Plácido Domingo, etc. Por otro lado, como miembro del Coro El León de Oro obtendría en dos ocasiones el Gran Premio Nacional de Canto Coral (2003, 2006), entre muchos otros reconocimientos nacionales e internacionales.
 
En lo que se refiere a su faceta de organista, Martínez ha participado en cursos de perfeccionamiento con los maestros Andres Céa y Jean Claude Zendher, es organista de la S.I. Catedral de San Salvador de Oviedo (2006-2008 y 2012-2021) y, colabora con diversas orquestas, coros y ensembles ofreciendo conciertos en Francia, Italia, Reino Unido y España. Es destacable su grabación de la Sinfonía “El Órgano” de Camille Saint-Saëns para Warner Classic International en 2014 junto a la Orquesta Oviedo Filarmonía bajo batuta de su titular entonces, el maestro Marzio Conti.
 
Guillermo Martínez ha sido premiado con el Premio de la Crítica RPA – 2011 en la categoría Mejor Compositor del Año por la obra Fantasía “Monumentum pro Mathematica” estrenada en el primer centenario de la Real Sociedad Matemática Española. Asimismo ha sido premiado en el Ortus International New Music Competition – NY en 2014 por la Canción “No llores, paloma mía”.
 
Guillermo Martínez es Honorary Advisory Board del International Institute for Music Education of Hong Kong desde 2015.
___
 
NOTAS AL PROGRAMA
 
«Después del silencio, lo que más se acerca a la expresión de lo inefable es la música»
(Aldous Hyxley)
 
¡Oh, noche blanca más brillante que el sol!.
La presencia de la música en la Catedral tiene la función de sublimar este majestuoso espacio suscitando movimientos del espíritu que ni siquiera el más sobrecogedor de los silencios es capaz de provocar. Es una experiencia sobrecogedora y un deleite espiritual, entrar en un templo y escuchar un Canto Gregoriano, o los sugerentes sonidos del órgano, mientras la vista se pierde, arrobada por entre el bosque de pilares, capiteles, arcos, naves y capillas bellamente coloreados por la afable luz multicolor de unas vidrieras convertidas en catequesis de cristal. Es el ambiente idóneo para esa «expresión de lo inefable» es Locus Iste, la morada de Dios entre los hombres, y la puerta del cielo. Esa sola sensación de la luz es una mística que vivifica y estimula a la oración en la que el visitante se comunica con su Creador. Y si bello es contemplar estos espacios en quietud silente más aún lo es cuando en su sentido pleno cobra vida y se escucha a toda una asamblea cantando y participando solemnemente.
 
Dentro del inmenso legado histórico-artístico y cultural de la Iglesia tiene especial relevancia el patrimonio musical: el Canto Gregoriano, la Polifonía, la Música Vocal e instrumental, las Capillas Musicales, las Escolanías, los Órganos… Y es que a poco que nos asomemos a la historia de las Catedrales, comprobaremos con admiración la importancia y el incalculable valor que a lo largo de los siglos, la música tuvo en estos lugares, y no únicamente desde el punto de vista musical, –que es obvio– sino que también desde su principal razón de ser; el uso y servicio dentro del escenario litúrgico. De este modo las catedrales propiciaron un espacio donde culto y cultura caminaron de la mano desde tiempo inmemorial, y cuyo legado es de tal magnitud que él mismo basta para identificar y ejemplificar la cultura musical de nuestra sociedad en cada uno de sus distintos periodos históricos.
 
La otrora existencia de un coro de canónigos, un maestro de capilla, organista, chante, capiscol, sochantre, cantores, infanticos, educandos, salmistas, ministriles, músicos, orquesta, y toda una estructura destinada a la enseñanza y práctica musical, nos hacen poder decir sin temor alguno a equivocarnos, que las catedrales fueron, amén de templos, las grandes “universidades” y los “conservatorios” de la historia. La Sancta Ovetensis no fue una excepción, y prueba de ello son sus archivos, espacios de la memoria, testigos, custodios y fedatarios de toda esa actividad y de un patrimonio documental resultante –también en lo musical– de incalculable valor.
Pero en ocasiones el trajín de los días parece habernos empujado al olvido de todo ese legado, dejando sin efecto la sugerente reflexión atribuida al obispo de Hipona «cantar es rezar dos veces», de la misma manera que no por suficientemente explicadas fueron bien entendidas las instrucciones del Vaticano II cuando en su artículo 116 dice: «La Iglesia reconoce el canto gregoriano como el propio de la liturgia romana; en igualdad de circunstancias, por tanto, hay que darle el primer lugar en las acciones litúrgicas.»
 
Y en esta noche blanca celebramos el 1200 aniversario de este lugar hecho para Dios, en el que lo cultual y lo cultural convergen interpretando el oficio gregoriano propio de la dedicación de un templo, intentando así recuperar una práctica musical que nunca debió perderse, sumándole obras de nueva creación que enriquezcan los archivos en un compromiso firme con la sociedad de hoy. Resuene este templo pues, bajo las bóvedas de esta noche, con la misma alegría que el canto del Exultet dice con deslumbrante brillantez: «Oh, noche Santa, más brillante que el sol, noche de gloria más blanca que la luz».
Guillermo Alonso-Ares
Universidad de León

Sábado, 2 de octubre de 2021

20:30 a 21:30

Catedral de Oviedo.