Cristina Busto propone un vídeo-performance en el que trabaja conceptualmente la mirada, la escucha y la observación. La artista materializa estos conceptos en un plano secuencia en tiempo real y recorre con la cámara un espacio poblado de elementos, fotos, dibujos, escritos, objetos y personas. En Cam-Chi, Cristina Busto reflexiona sobre su situación buscando la empatía en el colectivo y abriendo su intimidad al espacio público. Durante los pases se dividirá al público en dos grupos. Cada uno de ellos poblara uno de los dos espacios en que se desarrolla la performance y una vez transcurridos 15 minutos, los dos grupos se intercambiaran, pudiendo así tener una experiencia diferente en cada lugar.

Sábado, 5 de octubre de 2019.

21:00 – 23:30 (dos pases de 30 minutos, a las 21:30 y 23:00)

Calleja de la Ciega. C/ Martínez Vigil.